Chile mantiene tranco positivo de economía, pero preocupa inflación

Por Cristóbal Chávez Bravo

SANTIAGO, 3 sep (Xinhua) — Chile mantiene tranco positivo de su crecimiento económico pese a la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19), sin embargo, expertos ven con preocupación la inflación que afecta al país y que obligó al Banco Central de Chile a elevar la tasa de interés.

A inicios de septiembre, el ente informó que la economía chilena creció 18,1 por ciento en julio pasado frente a igual mes de 2020, y destacó que las proyecciones para este año indican que el país acumulará un crecimiento “inédito”.

El presidente del Banco Central, Mario Marcel, aseveró el miércoles frente al Congreso chileno que esta recuperación ha sido posible por la capacidad de adaptación de empresas y personas, así como el avance del plan de vacunación contra la COVID-19, que ha permitido un importante proceso de apertura tras los extensos confinamientos.

El doctor en economía y académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Talca, Alejandro Rodríguez, aseveró a Xinhua que Chile ya está en niveles por encima de la prepandemia.

Para paliar la merma de ingresos en la población y los dos millones de empleos que la nación perdió durante la crisis sanitaria, el Congreso del país impulsó el retiro voluntario del 10 por ciento de los fondos de previsiones en tres ocasiones.

Asimismo, en paralelo pero más tardío, el gobierno chileno dispuso un pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

El IFE inyectó solo en julio 3.124 millones de dólares, la transferencia directa de dinero más alta en la historia del país que benefició a más de 15,8 millones de personas.

En tanto, hasta el 30 de agosto, la Superintendencia de Pensiones de Chile reportó 48.765 millones de dólares por los tres retiros de fondos.

Para Rodríguez, estos factores han generado un gran volumen de dinero que se empieza a volcar ahora en la economía justamente debido al desconfinamiento.

“El aumento de la producción de bienes no deja de ser importante, pero evidentemente es mucho menor que el comercio. De hecho, esto implica que, como es el comercio el gran impulsor de este aumento, hay mayor demanda de bienes y servicio y, por eso, el aumento de los precios”, explicó.

El BC también informó esta semana un alza, calificada de histórica, de 75 puntos base, para llegar a 1,5 por ciento en agosto en la Tasa de Política Monetaria (la tasa de interés de referencia para determinar el costo del dinero y otros precios financieros en el país), tras proyectar para este año una inflación de 5,7 por ciento, por sobre la meta de 3 por ciento para mantener la salud de la economía.

Esto debido al fuerte aumento del consumo, la subida del dólar y el “stock” (existencia) de productos.

“Este aumento de la tasa de interés implica que el Banco Central empieza a retirar liquidez del mercado, empieza a retirar dinero del mercado, por lo tanto, lo que busca justamente es tratar de que la inflación no siga aumentando y se empiece a estabilizar y eventualmente vuelva a los niveles de los objetivos de política monetaria”, complementó.

Por su parte, el director de la Escuela de Negocios Internacionales de la Universidad de Valparaíso, Lisardo Gómez, precisó a Xinhua que parte del aumento de precios también es debido a las condiciones globales como el aumento de los “commodities” (bienes básicos), entre ellos el alza en el precio del petróleo, del que Chile es “altamente dependiente”.

“El BC busca volver prontamente a los niveles de inflación esperados que son del orden del 3 por ciento anual”, recordó.

“En el crecimiento hay aumento neto y recuperación, las ventas del comercio y la industria han recuperado niveles superiores a la prepandemia, que también estaban afectados por la condición política-social vivida a partir de octubre de 2019 (cuando ocurrió el estallido social en el país)”, dijo.

Gómez advirtió que, pese a que las cifras macroeconómicas son “muy buenas”, los mecanismos de ayuda estatal y el “obligado” uso de los ahorros previsionales han perjudicado “especialmente a las familias de menores ingresos” quienes también son los más afectados con la inflación.

“Lamentablemente el crecimiento se está logrando a través del mayor gasto público por las ayudas y por el consumo, variables que provocan bastante inflación, hay que recuperar la inversión interna e internacional, y hay que generar la capacidad de crear empleo de calidad”, exhortó.

Ambos expertos proyectan que la inflación en el país sudamericano será temporal, mientras el Banco Central prevé que hacia los años 2022 y 2023 la economía se desacelerará de forma “significativa”. Fin

 

LINK NOTA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *