Candidata democristiana chilena pugnará por llevar a centroizquierda al poder

Santiago de Chile, 21 ago (EFE).- La senadora de la Democracia Cristiana (DC) Yasna Provoste buscará devolver la Presidencia de Chile a la centroizquierda en las elecciones del próximo 21 de noviembre, luego de imponerse este sábado en la consulta ciudadana que organizó ese sector político, debilitado por las diferencias internas y golpeado por malos resultados electorales.

Profesora, diaguita y actual presidenta del Senado, con su rol al frente de la Cámara alta Provoste adquirió una alta visibilidad al dirigir las negociaciones con el Gobierno de Sebastián Piñera para aumentar las ayudas estatales en contexto de pandemia, papel que la ubicó en las encuestas como posible carta presidencial.

“La señal clara que queremos decir es que vamos a abrir La Moneda (sede de Gobierno) a este Chile de verdad, al Chile de las regiones, de las comunidades, del mundo rural, ese es nuestro compromiso, avanzar decididamente en hacer de nuestro país uno que deje de lado las exclusiones”, afirmó al celebrar su triunfo.
Ministra de los expresidentes Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, la hoy senadora por la Región de Atacama se transformó en la abanderada única de la alianza de centroizquierda denominada Unidad Constituyente (UC), que reúne a la DC con el Partido Socialista (PS), el Partido por la Democracia (PPD), el Partido Radical (PR), el Partido Liberal (PL) y el movimiento Nuevo Trato.

Con el 70,2 % de las mesas escrutadas a nivel nacional, la Comisión Nacional Organizadora -espacio compuesto por militantes de los seis partidos involucrados- informó de que Provoste obtuvo un 60,5 % de las preferencias, frente a un 27 % de la aspirante Paula Narvaez, del Partido Socialista (PS), y un 12,4 % del tercer candidato, Carlos Maldonado, del Partido Radical (PR).

Ministra de los expresidentes Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, la hoy senadora por la Región de Atacama se transformó en la abanderada única de la alianza de centroizquierda denominada Unidad Constituyente (UC), que reúne a la DC con el Partido Socialista (PS), el Partido por la Democracia (PPD), el Partido Radical (PR), el Partido Liberal (PL) y el movimiento Nuevo Trato.

Con el 70,2 % de las mesas escrutadas a nivel nacional, la Comisión Nacional Organizadora -espacio compuesto por militantes de los seis partidos involucrados- informó de que Provoste obtuvo un 60,5 % de las preferencias, frente a un 27 % de la aspirante Paula Narvaez, del Partido Socialista (PS), y un 12,4 % del tercer candidato, Carlos Maldonado, del Partido Radical (PR).

“Hemos logrado superar un conjunto de obstáculos porque sabemos que no hay nada más importante que Chile”, señaló Provoste este sábado.

La DC fue uno de los partidos con peores resultados en los comicios del pasado mayo donde fueron electos los delegados que hoy componen la Convención Constitucional, órgano encargado de redactar la nueva Constitución del país sudamericano.

Tal fue la debacle electoral que el partido quedó descabezado, pero hoy su presidenta, Carmen Frei -hija del expresidente chileno Eduardo Frei Montalva-, reivindicó el triunfo de Provoste señalando que para ellos es “importante” saber que el partido “está vivo”.

RECONOCIMIENTO DE SUS ADVERSARIOS

El hecho de que esta consulta ciudadana fuese organizada por los propios partidos de la coalición Unidad Constituyente y que no tuviese lugar el pasado 18 de julio junto a la primaria oficial de la derecha y la izquierda, organizada por el Servicio Electoral (Servel), da cuenta de las diferencias que se viven en el seno del bloque.

Y pese a que en la jornada de este sábado se escuchó alguna crítica por no haber hecho la consulta en la primaría legal, también se defendió que esta elección entregó un “piso de legitimidad” a la ganadora, y sus dos contrincantes reconocieron su triunfo.

“Nos hubiera gustado un resultado distinto, pero la democracia es así. Ya tuvimos un gran logro al haber tenido esta consulta ciudadana y podemos decir que le entrega un piso de legitimidad importante al triunfo de Provoste, señaló Narvaez ante la prensa.

“Es este proyecto de centroizquierda que tenemos como misión fortalecer y hacer trascender”, agregó quien fue vocera de la expresidenta Michelle Bachelet.

En tanto, Maldonado dijo que espera “de corazón”, que Chile “encuentre un buen camino hacia el futuro”, agregando que el resultado conocido “se asume y se respeta”.

BAJA PARTICIPACIÓN Y AUSENCIA DEL SERVEL

Según informó la Comisión Organizadora, cerca de 150.000 personas votaron durante la jornada, muy lejos de los 3 millones de votantes que fueron a las urnas en las primarias oficiales del 18 de julio.

En esa instancia, resultaron ganadores el diputado del Frente Amplio (FA) Gabriel Boric, por la izquierda, y el independiente de derechas Sebastián Sichel.

Provoste se sumó hoy a Boric y Sichel en la papeleta de las generales para el próximo 21 de noviembre, a la espera de nuevos adversarios que se incorporen a la carrera presidencial de aquí a que venza el plazo de inscripción el próximo lunes 23 de agosto a las 23:59.

En noviembre, además, los chilenos votarán por renovar el Congreso con diputados y senadores, por lo que los partidos ya apuran las negociaciones para establecer pactos parlamentarios. EFE

ssb/rfg/gcf

 

LINK NOTA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *