Celebran en Chile nombramiento de Cultura Chinchorro como Patrimonio Mundial por la Unesco

Por Cristóbal Chávez Bravo

SANTIAGO, 27 jul (Xinhua) — Chile celebró hoy la inclusión de los Asentamientos y Momificación Artificial de la Cultura Chinchorro, la evidencia arqueológica más antigua de momificación artificial en el mundo, en la Lista del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El presidente chileno, Sebastián Piñera, saludó en su cuenta de Twitter el nombramiento, y destacó que se reconoce “el valor excepcional del más antiguo proceso de momificación universal de cuerpos en el mundo de hace 7.000 años”.

La ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés, aseveró a la prensa que ésta es una gran noticia para Chile que se da gracias al “esfuerzo sostenido del Estado, de la Universidad de Tarapacá y de muchos actores locales, y constituye también un aliciente para continuar trabajando para la proyección de este patrimonio cultural milenario y magnífico”.

Subrayó que la declaratoria aporta una tipología “poco representada” en la Lista de Patrimonio Mundial, correspondiente a culturas de cazadores recolectores tempranos que dan cuenta de la “excepcional adaptación de los seres humanos a medioambientes extremos, a la par que exponen la compleja cosmovisión de estas culturas y su relación con la muerte”.

A su vez, la directora de la Oficina de la Unesco en Santiago de Chile, Claudia Uribe, declaró en un comunicado que esta inscripción exige seguir con múltiples esfuerzos de conservación de este legado único de 7.000 años de antigüedad.

“Una tradición cultural desaparecida que nos ha dejado las momias más antiguas del mundo”, complementó.

Los Asentamientos y Momificación Artificial de la Cultura Chinchorro que se emplazan en la región de Arica y Parinacota, en el extremo norte del país y en medio del desierto, fue nominado por Chile en un proceso liderado por la cartera de Cultura y la de Relaciones Exteriores, tras un trabajo conjunto con la Universidad de Tarapacá e instituciones locales.

El rector de la Universidad de Tarapacá, Emilio Rodríguez, explicó este día en un comunicado que su casa de estudios destaca este gran logro para el país y para la región, ya que es además “la resultante de un trabajo de décadas”.

“Reconocemos el esfuerzo de nuestros investigadores y de sus equipos, así como el esfuerzo de las instituciones regionales y nacionales, que han apostado por potenciar a la Cultura Chinchorro”, dijo.

Complementó que en esta “magnífica ocasión” reiteran el total compromiso con el rescate, conservación y puesta en valor permanente de nuestra milenaria cultura, que hoy saluda a toda la humanidad.

La postulación de este sito inició en 1998, cuando el milenario patrimonio fue incluido por Chile en la Lista Tentativa de Patrimonio Mundial y, una década más tarde, la Universidad de Tarapacá inició las investigaciones para elaborar el expediente de postulación.

Los asentamientos de la Cultura Chinchorro nombrados como Sitio de Patrimonio Mundial son los Faldeos del Morro, el Museo Colón 10, ambos ubicados en el entorno urbano de la ciudad de Arica, y la desembocadura del río Camarones, en la comuna del mismo nombre, en la región de Arica y Parinacota

Estos sitios brindan testimonio de una cultura de cazadores-recolectores marinos que residieron en la árida y hostil costa norte del desierto de Atacama, en el extremo norte de Chile, aproximadamente desde el 5450 antes de Cristo (a.C.) hasta 890 a.C, según explicó la Unesco.

Además, el lugar presenta la evidencia arqueológica más antigua conocida de la momificación artificial de cuerpos con cementerios que contienen tanto cuerpos momificados artificialmente como algunos que se conservaron debido a las condiciones ambientales.

Con el tiempo, los chinchorro perfeccionaron complejas prácticas funerarias, por las que desmembraban y volvían a ensamblar sistemáticamente cuerpos de hombres, mujeres y niños fallecidos de todo el espectro social para crear momias “artificiales”, abundó la Unesco.

Con este nuevo nombramiento, Chile totalizó siete Patrimonio de la Humanidad: la Cultura Chinchorro, Rapa Nui, Valparaíso, las Iglesias de Chiloé, Sewell, la salitrera Humberstone y el Camino del Inca.

 

LINK NOTA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *