Chile vive pico de contagios de COVID-19 en medio de proceso de vacunación

Por Cristóbal Chávez Bravo

SANTIAGO, 30 mar (Xinhua) — Chile pasa por un escenario crítico de contagios, una situación ocasionada por las laxas restricciones y la sobreconfianza en el proceso de inoculación, aseguraron expertos.

“Nuestro país está pasando un periodo social y sanitario bastante complejo en comparación con el mes de julio de 2020, cuando tuvimos la mayor cantidad de personas positivas por COVID-19”, explicó a Xinhua el director del Instituto de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile, Claudio Méndez.

El académico comentó que Chile vive una “paradoja”, puesto que enfrenta un escenario crítico sanitario al mismo tiempo que ha logrado un “exitoso” proceso de inmunización.

“Tuvimos un permiso de vacaciones bastante polémico (…) e incluso nuestro aeropuerto sigue abierto recibiendo a turistas tanto nacionales que regresan, así como internacionales que vienen de países donde también la epidemia está presentando un aumento de casos. Por lo tanto, todas aquellas medidas, que incluso son bastante ilógicas, nos están pasando la cuenta”, lamentó Méndez.

Todo esto en medio de la fructífera vacunación masiva en Chile, que lo posiciona como uno de los países que ha logrado inocular más rápido en el mundo.

Méndez recalcó que la inmunización es solo una parte para poder tener el control de la epidemia.

Chile espera vacunar a 15 millones de personas, la población objetivo definida, antes de que concluya este primer semestre.

El Ministerio de Salud (Minsal) de Chile reportó el lunes por quinto día consecutivo más de 7.000 casos diarios de COVID-19, tras notificar 7.247 contagios en las últimas 24 horas.

A raíz del estado sanitario, desde el sábado pasado el 27 de marzo, más de 16 millones de habitantes están en cuarentena, incluida toda la región Metropolitana.

“Hemos tenido dificultades para el confinamiento, así como también para este plan Paso a Paso que cada vez se ha ido modificando más y que finalmente ha hecho más compleja la ya cuestionada capacidad de la comunicación del riesgo por parte de las autoridades”, agregó el experto en salud pública.

Para el académico, uno de los problemas de Chile también ha sido la estrategia de testeo, trazabilidad y aislamiento que se comenzó a implementar “muy tarde de forma sistemática”.

Por esta razón, instó en que el autocuidado sigue siendo importante, es decir, el lavado de manos, el uso de mascarillas y respetar la distancia social.

“Si es que aumenta la cantidad de personas que se notifica diariamente positivas por COVID-19, finalmente hasta la estrategia de vacunación puede verse afectada, porque las personas positivas no pueden recibir la vacunación y ya estamos empezando en un periodo bastante crítico”, auguró.

En tanto, para la académica de la Escuela de Enfermería de la Universidad Diego Portales, Dennisse Brito, hay una cantidad de casos que es demasiado elevada y eso ha significado un uso de camas críticas “muy alto”.

Indicó que el país está llegando a los límites, incluso con la transformación y expansión de camas y lamentó que, a diferencia de la primera ola en junio pasado, a la fecha hay más casos de enfermedades graves en personas “muy jóvenes”.

“Es una situación muy compleja que creo que es resultado de, en el fondo, un verano donde hubo permisos de vacaciones, donde hubo mucha movilidad”.

Y apuntó a que, hasta el endurecimiento de las medidas realizadas esta semana, la movilidad estuvo “muy amplia” y el plan Paso a Paso del Gobierno chileno fue “muy permisivo”.

“Hubo un problema de cómo estamos comunicando, está bien en el fondo dar esperanza, pero al flexibilizar de esa manera las medidas se ha producido esa noción de seguridad en las personas. El permiso de vacaciones varios expertos lo cuestionamos en su momento, dijimos que era muy riesgoso”, indicó.

“Somos de los países con mejor cantidad de personas vacunadas (…) pero, por otro lado, el porcentaje de personas que está con las dos dosis es bajo todavía, entonces no por una vacuna, o con una dosis de la vacuna estamos protegidos”, remarcó.

“Ahora todo de nuevo, volver a encerrarnos porque no estábamos listos aún, había que esperar todavía”, reflexionó Brito.

 

LINK NOTA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *