Chile continúa plan de vacunación masiva con inoculación a personal en Antártida

Por Cristóbal Chávez Bravo
SANTIAGO, 21 mar (Xinhua) — El exitoso plan de vacunación masiva del gobierno chileno, que ya suma más de 5,5 millones de inoculados contra la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), llegó al territorio antártico tras vacunar a 48 personas que cumplen labores en las bases chilenas.

El capitán y médico de la Base Presidente Eduardo Frei Montalva de la Fuerza Aérea chilena, Victor Videla, explicó a Xinhua que las vacunas arribaron en un vuelo el pasado 13 de marzo al continente blanco provenientes de Punta Arenas, la ciudad chilena más próxima.

El mismo galeno recibió las 49 dosis de CoronaVac, del laboratorio chino Sinovac, en el Aeródromo Teniente Rodolfo Marsh Martin, y aseguró la sanitización del cargamento y su correcto traslado a las dependencias médicas de la base antártica.

Precisó que la vacunación en la Antártida se realizó el domingo 14 de marzo, e incluyó a integrantes de las Fuerzas Armadas chilenas, del Instituto Antártico Chileno (INACH) y de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) del país sudamericano.

Videla, quien está al servicio médico de los funcionarios de las bases antárticas las 24 horas del día, puntualizó que vacunaron a 48 personas y están a la espera de una más, y destacó que nadie reportó efectos adversos severos.

“Nos genera cierto alivio, todavía es la primera dosis (…), pero más allá de eso, los protocolos sanitarios de las cosas que llegan, de la gente que llega, son bastante rigurosos y estrictos”, precisó.

Explicó que cualquier persona que llega hasta la base debe hacer al menos dos semanas de cuarentena en las dependencias y presentar un examen PCR que sea de menos de 72 horas antes del viaje mismo.

“(Estoy) bastante orgulloso de mi país, de la Fuerza Aérea que pudo hacer las coordinaciones para que las vacunas lleguen al continente como es la Antártida, tan lejano del continente mismo donde está nuestra tierra”, expresó el médico.

La vacunación masiva chilena ha implicado llegar hasta agrestes e inhóspitos territorios producto de la heterogeneidad geográfica del país sudamericano. En la Antártida destacó porque se logró en medio del gélido ambiente y los pingüinos, las focas y las aves antárticas, la característica fauna del territorio blanco.

Una de las personas vacunadas fue Marcela Andrade, jefa de Infraestructura en la Base Profesor Julio Escudero del INACH, donde realizan funciones seis personas. Ella es la única mujer.

“Para nosotros es importantísimo obtener este tipo de vacunas, más acá que pensábamos que no íbamos a poder. Porque sabemos que está aflorando, está mutando este virus”, comentó a Xinhua.

Andrade dijo que el proceso de vacunación fue ordenado para evitar contactos con otras personas, y que cada uno tuvo que esperar entre 20 a 30 minutos en un área especial para ser observado en caso de manifestar efectos adversos.

La funcionaria se manifestó agradecida, contenta y más resguardada con las dosis que recibió.

El pasado 22 de diciembre, el Ejército chileno confirmó que 26 militares y 10 civiles que cumplían labores de mantenimiento en la base antártica dieron positivo a la COVID-19.

“Como ustedes saben, hubo infectados aquí, y se manejó todo bastante rápido. Aquí se hizo una evacuación aérea de los infectados, primero vía marítima, por supuesto, para poder sacarlos de donde estaban, y después aéreamente con el apoyo de la Fuerza Aérea chilena, para poder transportarlos hacia Punta Arenas”, comentó Andrade.

Aunque subrayó que es complejo un brote en la zona porque no tiene vuelos todos los días.

“Entonces algo que es importante recalcar, es el autocuidado y seguir con las medidas. Nosotros seguimos con las medidas de no tener contactos con otras bases, aunque estamos viviendo en el mismo lugar”, indicó.

Andrade explicó que la Base Julio Escudero es un centro científico-antártico que se ubica en la isla Rey Jorge, donde realizan expediciones científicas.

Pese a que disminuyeron los periplos de estudio durante la pandemia, destacó que igual celebraron investigaciones científicas en la presente temporada.

Según el último reporte, Chile es uno de los países que más personas ha vacunado por cada 100.000 habitantes, puesto que suma 5,58 millones de inoculados. De ellos, 2,8 millones han recibido la segunda dosis necesaria para completar el ciclo.

El Ministerio de Salud informó este domingo que el país totaliza 931.939 casos de COVID-19, de los que 22.279 han fallecido desde que arribó al país la enfermedad del pasado 3 de marzo de 2020.

 

LINK NOTA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *