Horror en Chile por el policía que tiró a un adolescente por un puente

El uniformado permanece detenido desde el domingo, mientras que el chico se recupera en un hospital
por ROBERT MUR | BUENOS AIRES, ARGENTINA. CORRESPONSAL

Carabineros, la policía militarizada de Chile, vuelve a estar en el punto de mira después de que un agente antidisturbios lanzara por un puente a un joven manifestante de 16 años. El uniformado permanece detenido desde el domingo, mientras que el chico se recupera en un hospital de la fractura de las muñecas y traumatismos craneales.

Los chilenos se horrorizaron con las imágenes grabadas el viernes por la agencia rusa Ruptly donde se observa claramente como el agente persigue corriendo al adolescente y le empuja por el puente Pío Nono, en pleno centro de Santiago. El muchacho cae al lecho del río Mapocho desde una altura de ocho metros. El policía se asoma por la barandilla, ve al joven inconsciente y un segundo después se retira junto a sus compañeros sin prestarle auxilio, por lo que la Fiscalía le imputa el delito de omisión de socorro, además del de homicidio frustrado.

“Estamos claramente frente a problemas de responsabilidad institucional, eso nos preocupa muchísimo”

La justicia, que considera intencionada la acción del antidisturbios, también investiga por encubrimiento a los superiores del uniformado, que fue detenido por la brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones, un cuerpo civil. Inicialmente, la dirección de Carabineros negó los hechos, a pesar de las imágenes difundidas y las de numerosas cámaras de seguridad de la zona revisadas por la Fiscalía, además de los múltiples testigos presentes en el puente.

“Estamos claramente frente a problemas de responsabilidad institucional, eso nos preocupa muchísimo”, declaró a radio Cooperativa Sergio Micco, director del Instituto Nacional de Derechos Humanos, un organismo gubernamental. “Estamos frente a un homicidio frustrado, donde hubo uso desmedido de la fuerza contra un menor y con encubrimiento”, agregó Micco.

El Gobierno derechista de Sebastián Piñera respalda al general director de Carabineros, Sergio Rozas, a pesar de las numerosas denuncias de uso excesivo de la fuer-za, e incluso abusos sexuales y vio-lación de derechos humanos de detenidos, desde que en octubre pasado se iniciara la revuelta ciudadana para exigir el cambio del modelo neoliberal legado por la dictadura de Pinochet. Aunque las manifestaciones se han visto reducidas por la pandemia, cada viernes se convoca una protesta en la plaza Italia –donde desemboca el puente Pío Nono– que generalmente acaba en enfrentamientos con los carabineros.

Chile celebra el próximo 25 de octubre un referéndum para decidir si se deroga la Constitución de Pinochet de 1980. Los sondeos indican que los chilenos votarán a favor de redactar una nueva carta magna democrática y más progresista.

 

LINK NOTA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *